martes, 5 de diciembre de 2017

Nuestra mesa de experimentación, un regalo 10 para estas Navidades.

Como maestra soy totalmente consciente de la importancia que tiene que nuestros pequeños aprendan a construir su propio aprendizaje, a que éste les entre por todos los sentidos, a la importancia de experimentar, de sentir, de explorar... 


Por eso, tenía claro que una de las cosas que MiniV tendría sería una mesa de experimentación.
Su modo de uso es muy sencillo:

1. Pensamos y preparamos una propuesta. Para inspirarnos os recomiendo que hagáis búsquedas en Pinterest, ¡hay verdaderas maravillas! También podéis buscar en diferentes blogs, por ejemplo, nosotras en este caso nos inspiramos en la del blog de Estoreta.

2. La presentamos a nuestros peques e intentamos no interceder, pues lo interesante es que ellos vayan descubriendo, es decir, debemos evitar decirles "cómo deben jugar".

3. Cuando haya terminado, y como siempre os recomiendo, es interesante que nos ayuden a recoger como parte del juego, que entiendan desde pequeños que hasta que todo no esté recogido el juego no ha acabado.

Como imaginaréis, dejar que nuestros peques exploren libremente, supone que van a manchar y mucho, por eso conviene pensar dónde vamos a poner la mesa de experimentación o cómo vamos a proteger el suelo en caso de que lo consideremos necesario o la propuesta lo necesite. Una manera económica de protegerlo es poniendo debajo de la mesa un plástico de los de cubrir tendedores que podéis encontrar en cualquier supermercado.

A mí me encantaría poder tener una habitación en la que preparar una Play-room para MiniV, tengo clarísimo cómo sería, pero como de momento no es posible, pues le hemos preparado un rinconcito en el salón, que es dónde más tiempo familiar pasamos.
Y ésta es una de las razones por la que al final nos decidimos por la mesa Flisat de Ikea, ya que al tener dos tapas para cerrarla podemos utilizarla para pintar, leer, estar con la pizarra de sobremesa..., y, por supuesto como mesa de experimentación. Es decir, tenemos una "oficina" de lo más completa.

Además al ser de madera natural y las tapas en blanco se integra muy bien en el salón o en cualquier espacio.

Así que no lo dudéis, y, si queréis un regalo especial en el que vuestros peques jueguen, experimenten, aprendan, disfruten, sientan... La mesa de experimentación es vuestro regalo ideal.
Un besito y gracias por leerme!!







No hay comentarios:

Publicar un comentario