lunes, 19 de diciembre de 2016

Ruta de jugueterías en Barcelona

La semana pasada hicimos una mini-escapada rápida a Barcelona, una ciudad que nos encanta por muchos motivos y a la que volvemos siempre que podemos.

Así que, aprovechando que estábamos allí y que la peque y yo teníamos una mañana libre decidí ir de ruta por algunas jugueterías preciosas y llenas de encanto: Fabre, Les Faules, Lovely Kids y Repollos Rebeldes.


Como veis en el mapa todas ellas están bastante cerca, de hecho desde Fabre hasta Repollos Rebeldes hay andando unos 15 minutos, aunque a nosotras nos costó un poco más llegar ya que estábamos hospedados en Plaza Catalunya.

1. FABRE. Además de juguetería, Fabre, es también una preciosa librería fundada en 1860 siendo así, la librería más antigua de Barcelona y la segunda de Catalunya. Ya sólo con esta carta de presentación no podía dejar de ir.


Lo primero que te llama la atención es su precioso escaparate, en el que queda reflejada la esencia de la tienda, con artículos en su mayoría importados directamente de Alemania y Austria.


Cuando entras te recibe un precioso tren enorme de madera colgado desde el techo que da un toque especial a la tienda.
La selección de juguetes es muy buena y, al final de la tienda merece la pena observar tanto la parte de librería con una selección exquisita de cuentos, como la zona de coleccionista en la que se encuentran matrioskas, miniaturas y otras preciosidades.

2. LES FAULES. Esta coqueta juguetería está especializada en juguetes didácticos, creativos, bonitos y divertidos. Y, la verdad es que, soy fe de que todo lo que allí encuentras es una verdadera maravilla y se nota que está elegido con mucho mimo y cuidado.


Una de las cosas que más me llamó la atención al entrar fue la armonía de colores que tiene la tienda, la cual le daba ese halo mágico de calma antes del juego. No debemos olvidar que está inspirada en las jugueterías de la Europa del Norte.


Tampoco os podéis perder la gran selección de juegos de mesa que tienen, ¡es increíble! Dan ganas de pasarte horas y horas allí descubriéndolos.

3. LOVELY KIDS. Creada por un grupo de pedagogos dedicados con pasión al mundo infantil de los juguetes de madera y en constante aprendizaje en las mejores ferias y mercados temáticos de España y Europa encontramos esta preciosa tienda, que además de juguetería es mucho más.


Lo que más me gustó sin duda es la ausencia de estanterías, ya que todo esta colocado como si de una feria se tratara, con diferentes puestos en los que encontrabas materiales organizados por temáticas: musicales, construcciones, disfraces... Era realmente bonita y muy espaciosa, como una miniciudad de juguetes. Aunque en el mapa os he marcado esta tienda, he de decir que las fotos se corresponden con la tienda de Gracia que habíamos visitado la tarde anterior.


Sus cestas de tesoros son increíblemente preciosas y con una selección de materiales muy interesantes, para dar respuesta a todos los sentidos del bebé.

4. REPOLLOS REBELDES. No voy a negar que simplemente su nombre ya me apasionaba y la tienda superó mis expectativas. Está diseñada como si de un aula de infantil se tratara, y yo, maestra de corazón no pude evitar esbozar una sonrisa tras comprobar cada uno de sus rincones decorados con geniales vinilos muy originales en los que podías leer: repollos lectores, repollos artistas... ¡Una maravilla!

Otra cosa que me encantó fue la energía que tenía la dueña, no hacía falta estar mucho tiempo con ella para saber que era una enamorada de su trabajo.
Nada más entrar vi un muñeco tipo Waldorf que me robó el corazón. Me explicaron que los hacía a mano una chica que bajo el nombre de Pitica´s Dolls hace verdaderas preciosidades, como por ejemplo el Belén del escaparate.


La verdad es que fue una mañana maravillosa en la que pude aprovechar para comprarle alguna cosa que otra a la peque, así como para llenarme de la magia que sólo los juguetes y los libros saben desprender, ¡qué ganas de que la peque sea un poco más mayor para poder disfrutar de una manera más enriquecedora estos momentos!
Y, por supuesto, mi enhorabuena y agradecimiento a los dueños y trabajadores de este tipo de tiendas que sólo con visitarlas ya te enriquecen y te hacen querer volver a tu niñez sin poder evitarlo :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada